26 thoughts on “Lectura: Roman Jakobson”

  1. En la lectura Jakobson nos explica la inquietud que hay con la relación que tiene la lingüística y la poética, así que, a partir de ello hace ciertos comentarios sobre el tema, nos explica que la poética trata problemas de estructura verbal, mientras la lingüística es la ciencia que engloba toda la estructura verbal, por ello, se podría decir que la poética es como parte de la lingüística.
    También nos habla de que cualquier conducta verbal tiene un propósito y a partir de los medios y formas que utilicemos tendrá un efecto diferente, esto porque el lenguaje es la formación de ideas y estas pueden tener diversas funciones o propósitos. Y para entender mejor esto nos explica los seis elementos que determinan la función del lenguaje, nos habla primero de que cualquier acto de comunicación verbal tiene un “hablante” que envía un mensaje a un “oyente”, para que se pueda entender el mensaje requiere de un “contexto” que pueda ser captado por el oyente y con la capacidad de ser verbalizado, para ellos se necesita de un “código” común entre el hablante y el oyente, y por ultimo un “contacto”, es decir, un canal de transmisión que permita permanecer en comunicación.
    A continuación, nos habla de un ejemplo sobe un actor del teatro de Moscú, al cual en una audición se le pide formar cuarenta mensajes diferentes con la frase “esta tarde”, así que hizo las cuarenta situaciones emotivas y el auditoria tenía que reconocer a partir de los cambios sonoros, cada situación, lo cual fue posible. Por ello la tendencia del mensaje como tal es la función poética, y no puede estudiarse si se aparta de la lingüística.
    Vemos otro ejemplo que es “¿Por qué decimos Juana y Margarita y no Margarita y Juana?, no es por que tengamos preferencia hacia alguna de ellas, si no, por que la secuencia de nombres es mas suave, ya que el primero es mas corto, y esto le conviene más al hablante y da un mensaje mejor organizado, otro ejemplo es el de “horrible Harry” y se le preguntaba a la persona que lo decía ¿Por qué horrible?¿por que no cualquier otra palabra? Y la respuesta era por que le cuadra mejor y sin darnos cuenta nos aferramos a un recurso poético. Es por todo esto que podríamos decir que la lingüística y la poética van entrelazadas y no se puede estudiar una si se excluye a la otra.

  2. Actualmente, así como reconocemos que las pinturas gráficas, la música, la danza, etc. pertenecen al mundo de las artes, podemos encontrar ciertas similitudes con la lingüística, que en este caso lo podemos clasificar como el arte verbal; en cómo se aplican los signos para poder interpretarlos y generar un código, como en todos los sistemas que existen, como lo podemos ver reflejado en la poética. Sin embargo muchas veces confundimos el apreciar el valor de una obra literaria con el emitir un juicio que por ende termina siendo subjetivo y mezclar lo que debería resultar del estudiar la literatura y se pierde la interpretación del código, mismo que como bien sabemos necesita de un ambiente llamado contexto, y de un hablante y un oyente o receptor.
    Existen diferentes formas de mandar este código o mensaje, a estas Jakobson las llama funciones y cada una expresa un diferente modo de ser leída. La función referencial cumple el objetivo de explicar o informar algún dato en el código. La función emotiva expresa el sentimiento con el que el mensaje es dado de una manera más potenciada. La función conativa se interpreta como una orden o un precepto. La función fática es encargada de hacer que el lenguaje se emplee correctamente entre el emisor y receptor con mensajes simples y directos. La función metalingüística para resumir se representa a través de la explicación de la lengua, con la misma lengua, valga la redundancia. Por último la función poética es en la que más sobresale el arte verbal, pues contiene herramientas que disfrazan ingeniosamente el lenguaje como las figuras literarias.
    Es increíble como podemos tener tantas formas agudas e interesantes de utilizar el lenguaje, y aún así las desperdiciemos hoy en día optando por un lenguaje vago y simple para no complicarnos la existencia, cuando podríamos expresarnos con una ocurrencia tan hábil que sería difícil afirmar el no hacer arte cotidianamente con el uso de las palabras y del lenguaje.

  3. El texto del lingüista ruso Roman Jakobson “lingüística y poética “de 1981 nos presenta consigo las funciones que tiene el lenguaje, las planteadas por el autor durante el texto son función emotiva, referencial, poética, fática, metalingüística y conativa.
    Con respecto a las ideas que plantea el autor es necesario enfatizar en puntos concretos, uno de ellos es la estrecha relación con el contexto y el código, situación que me parece altamente comparable a la sugerida por Gombrich con respecto de la imagen ya que ambos plantean que la lectura del mensaje se podría desviar de su intención comunicativa original o bien entorpecer su entendimiento al ser desprenderlo de su contexto ; si bien se pueden encontrar similitudes y relacionar el relato con la imagen estos no llegan a ser sustitos uno del otro sin embargo se pueden complementar , o bien en una tarea compleja intentar asemejar en esencia , como un relato a sus ilustraciones, siendo esta situación la más recurrente .El lenguaje según R.Jakobson puede contener el mismo mensaje ,pero serán otras cuestiones las que determinen su intención lo cual creo es muy acertado , una de ellas es la entonación siendo la manera de expresar el mensaje que imprima el emisor lo que guie la interpretación del receptor pero aquí es necesario puntualizar que esta propiedad solo es posible de dilucidar de manera oral y no escrita, ya que en el texto debería evocar palabras extras o signos de puntación para generar la intención deseada .

  4. En el texto ‘Lingüística y poética’ de Jakobson, este plantea la inquietud por parte de lingüistas y teóricos literarios a mediados del s. XX de descubrir la relación que existe entre la lingüística y la poética. El interés por definir esta relación es principalmente porque se quiere incluir a la lingüística y a la poética en literatura. Ante esto, Jakobson opina que: la lingüística y la poética deben ir de la mano ya que, por un lado el lenguaje tiene una función poética, y por el otro, la lingüística trata problemas con relación a la lengua. Jakobson plantea que lo primordial para demostrar esto, radica en determinar si la poética forma parte de la lingüística o no, para lograrlo, identifica el objeto de estudio de cada una:
    -La poética trata de problemas de estructura verbal, así como a la estructura pictórica le concierne analizar la pintura.
    -La lingüística es la ciencia que abarca a toda estructura verbal, se puede considerar a la poética parte de esta.
    Para determinar la relación entre ambos objetos de estudio, Jakobson señala que la cuestión es definir qué es lo que hace que un mensaje verbal sea una obra de arte, es decir, que convierte a un mensaje común en un mensaje literario, y es por ello que no solo involucra la lingüística, sino también la poética. De acuerdo con Jakobson, la declaración de que la poética se pueda considerar como parte integrante de la lingüística presenta algunas objeciones. La poética puede estudiar aspectos que no se limitan al arte verbal, es decir, una obra poética puede trasladarse a otra estructuras, ya sean musicales, cinematográficas, plásticas, etcétera, ya que los rasgos estructurales del argumento se conservarían a pesar de la desaparición de su forma verbal.
    Jakobson afirma que el lenguaje debe de ser investigado en toda la gama de sus funciones e identifica la función poética de un mensaje verbal entre las seis funciones de este. Cada elemento del habla determina una función: el CONTEXTO determina la función REFERENCIAL, se encuentra en todo acto y puede ser verificable, existe la relación que se establece entre el mensaje y los referentes externos. La función EMOTIVA, se trata de una expresión directa de actitud de este hacia lo que está diciendo. El OYENTE tiene la función CONATIVA, la cual tiene que ver con el imperativo y con el vocativo. El CONTACTO determina la función FÁTICA que es la encargada de prolongar o establecer la comunicación. El CONTACTO plante la función FÁTICA. El CÓDIGO, la función METALINGÚÍSTICA que trata expresiones que intentan verificar si el hablante y el oyente tienen el mismo código. Por último, la función POÉTICA es la asociada al mensaje.
    El juicio de Jakobson en cuanto a la función poética es que ‘no puede estudiarse con efectividad si se le aparta de las otras funciones generales del lenguaje’ y viceversa ‘el análisis de este lenguaje requiere una consideración profunda de su función poética.’ Es así como Jakobson define la poética como aquella parte de la lingüística que trata de la función poética y la función que tiene con las demás funciones del lenguaje.

  5. En la lectura de Roman Jakobson hace una simple analogía sobre como muchos especialistas sólo basan el arte de la lectura en su más simple estudio morfológico, es decir, como se centran únicamente en la formación y estructura del lenguaje y como este forma palabras que pueden crear textos como poesía. Es por esto que Jakobson en su lectura nos hace ver que nuestra forma de expresarnos, nuestro lenguaje puede ir más allá, cosas y momentos que no podemos describir y de las cuales es necesario hacer uso de un contexto, de rasgos expresivos y emotivos que sólo el ser humano puede trasmitir a otro.
    Aquí como bien ya lo mencioné, el contexto es algo fundamental de lo que nos habla el autor y que de la misma manera nos menciona Gombrich, así mismo es necesario que exista un mensaje entre el hablante y el receptor para que exista esta armonía y comprensión del lenguaje.
    Por lo tanto ya sabemos que la importancia en el estudio del lenguaje no se debe centrar en su forma de sintaxis o morfológica si no en su totalidad, en la mera idea de como es capaz el ser humano de trasmitir un mensaje incluso sin hablar el mismo idioma.

  6. Jakobson nos habla en la lectura de como la poética es una parte esencial de la lingüística ya que ayuda en la estructuración verbal, así como consideramos arte cuando vemos una pintura o una danza, debemos imaginar que mediante la poética se puede considerar arte la acción de la buena comulación verbal. En un intercambio de información para que sea operante, se debe contar de un emisor, el mensaje en contexto de referencia, el receptor que pueda captar ya susceptible de verbalización; un canal físico, y una conexión entre el emisor y el receptor, todo esto para que permita mantener la comunicación verbal de una manera efectiva. Nos explica en la lectura, las diferentes variedades de funciones en el lenguaje, la referencial que es la que orienta hacia un contexto e informa de manera objetiva y proporciona algo relevante, la función emotiva, la cual se centra en el emisor, en su forma y los sentimientos que puede llegar a transmitir ya sean verdaderos o falsos.
    La función conativa, la cual esta orientada en el receptor, en generar algún tipo de efecto mediante la expresión gramatical. La función fática, la cual se centra en que el mensaje llegue de la mejor manera y exista esta correcta comunicación entre emisor y receptor con un mensaje claro y conciso. La función metalingüística, orientado en el código, hablando del mismo lenguaje. Y por ultimo, la función poética, orientada en el mensaje y la mas importante, en el cual se busca un efecto estético y sonoro por el mensaje mismo. Todos estos factores están implicados en toda comunicación verbal y se requieren para entablar una correcta comunicación lingüística.

    1. El lingüista y teórico literario Román Ósipovich Yakobsón plantea la inquietud de los lingüistas y teóricos literarios tenían en el siglo XX, cómo se relacionaban y los estudios literarios. Jakobson plantea que la cuestión fundamental para demostrar esta tesis radica en determinar si la poética forma parte de la lingüística o no; para ello, identifica el objeto de estudio de ambas:
      El objeto principal de la poética es la diferencia específica del arte verbal con respecto a otras artes y otros tipos de conducta verbal; por eso está destinada a ocupar un puesto preeminente en los estudios literarios.
      La poética trata de problemas de estructura verbal, así como a la estructura pictórica le concierne el análisis de la pintura. Puesto que la lingüística es la ciencia que engloba a toda estructura verbal, se puede considerar a la poética como parte integrante de aquella. (Jakobson 121)
      Se ha dicho que la poética a diferencia de la lingüística tiene que ver con la valoración. Esta se basa en una interpretación errónea. En realidad cualquier conducta verbal tiene un propósito con objetivos diferentes sin embargo es un problema que no deja de preocupar a los interesados en profundizar las clases de comunicación verbal.
      Una vez que Jakobson ha aclarado las objeciones comunes a la afirmación de que la poética está contenida en la lingüística, el teórico afirma que “el lenguaje debe de ser investigado en toda la gama de sus funciones” e identifica la función poética de un mensaje verbal entre las seis funciones de éste.
      En buena medida los presupuestos en relación con el esquema de la comunicación que utiliza Jakobson tienen que ver con la idea de que pareciera que se pensara la comunicación cómo un proceso lineal, como un proceso exitoso, en el que por ejemplo los llamados “malentendidos” sean solo excepciones a la regla. La comunicación es exitosa cuando el mensaje llegue tal cual se emitió (que se entienda lo que el emisor pretendió que se entienda), si esto no ocurre estamos frente a excepciones o casos aislados, si eso ocurre es porque hay problemas en la comunicación.  

  7. La poética trata de problemas de estructura verbal, la lingüística es la ciencia que engloba toda la estructura verbal. Las conferencias eruditas y las políticas no tienen por que depender del acuerdo general de la mayoría de sus participantes, muchos rasgos poéticos forman parte, no solo de la ciencia del lenguaje si no que también la teoría de los signos así como la semíotica.
    Es probable que la lingüística explore todos los posibles problemas que se produzcan en relación a un discurso.
    Las valores de verdad llegan a su punto que exceden naturalmente los limites de la poética, cualquier conducta verbal tiene un propósito, pero los objetivos son diferentes. Una expansión tan discontinua como la recuperación de poetas olvidados, encuentra un paralelo en la historia de las lenguas establecidas que son modelos propensos anticuados a revivir.
    La etiqueta critico literario aplicada a un investigador, es tan erroneas, los estudios literarios con la poetica al frente consisten.La poetica sincronica, igual que la estilistica sincronica.
    El lenguaje debe ser investigado en toda la gama de sus funciones, un esbozo de ellas requiere un examen conciso de los factores que entran a formar parte de hecho economica, La diversidad no se encuentra en el monopolio de una de estas funciones varias, sino en un ordn jerarquico diferente.
    El estrato puramente emotivo de una lengua esta representada por las interjeccines. La funcion emotiva, puesta y todas nuestras.
    El modelo tradicional el lenguaje y Buhler lo explico, se reducia a esas tres funciones, hay muchas posibilidades de que las otras funciones verbales adicionales .
    Existen mensajes cuya funcion primordial es establcer o interrumpir la comunicacion. Cualquier proceso del aprendizaje de una lengua, en especial hace un poquito.
    Las caracteristicas de los diversos generos poeticos implican una participacion escalonada diferente por parte de las otras funciones verbales.

  8. En esta lectura Jakobson nos ayuda a comprender la relación, su punto de vista y opinión sobre la lingüística y la poética a mediados del siglo XX, el nos ayuda a comprender en esta lectura que la linguistica y la poética deben trabajar juntos ya que el lenguaje nos da una función poética y la lingüística se ocupa sobre problemas con relación a la lengua, existen mensajes que hacen uso de la función poética sin ser necesariamente poesía como es el caso de las leyes medievales versificadas o los anuncios rimados o cantados. Es decir, la función poética no solo es poesía y la poesía no solo tiene una función poética.
    Jakobson dice que la cuestión fundamental para demostrar la tésis se encuentra en determinar si la poética forma parte de la lingüística o no, es por esto que identifica el objeto de estudio de ambas:
    El objeto principal de la poética es la diferencia específica del arte verbal con en relación a otras artes y otros tipos de conducta verbal; por eso está destinada a ocupar un puesto preeminente en los estudios literarios.
    El estudio lingüístico de la función poética debe sobrepasar límites de la poesía.

    1. La lingüística explora posibles problemas que se producen con relación entre el discurso y el universo del discurso el cual se trata de un contexto, el contexto en el que se da en el cuál podemos descubrir el lugar donde se dan las claves.

      El objetivo principal de la poética es la diferencia específica del arte verbal en relación con otras artes y distintos tipos de conducta verbal, esta es la razón por la que ocupa un lugar importante en los estudios literarios. La poética trata de problemas con estructura verbal, a diferencia de la lingüística la cuál es la ciencia que engloba a toda la estructura verbal.

      Jakobson nos habla sobre los estudios literarios , con la poética como personaje principal, divididos en dos grupos: sincrónicos y los diactrónicos, la descripción sincrónica plantea que no solo la producción literaria sino la tradición que se mantiene viva sobre esto, es así como Shakespeare entre otros tienen presencia viva en el mundo actual literario,. La poética sincrónica, no debe ser confundida, nos habla sobre la forma de discriminar entre formas conservadoras y las más innovadoras y cualquier etapa contemporánea es experimentada acorde a la actual.

      El lenguaje debe estar investigado en todos los sentidos, antes de poder discutir la parte poética debemos definir el lugar que ocupa dentro de más funciones, el hablante envía un mensaje al oyente, para que funcione, ese menaje requiere tener in contexto al cual pueda referirse, algo fácil de ser captado por el oyente y con una buena capacidad de ser verbalizado, un código entre el hablante y el oyente, y por ultimo se necesita un contacto, un canal para transmitir y una conexión psicológica entre hablante y oyente que los permita permanecer en comunicación.

      La denominada función emotiva, aspira a una expresión directa de su actitud y que tenga concordancia con lo que esta diciendo, esto nos demuestra una emoción ya sea verdadera o fingida, esta es la razón de que sea un termino emotivo.

  9. Jakobson en su escrito se ocupa de desmentir el mito de que la poética y la lingüística son conceptos completamente opuestos, desmembrándolos uno por uno. Se nos explica que la poética se ocupa de las estructuras verbales en sí, mientras que la lingüística “es la ciencia que engloba a toda la estructura verbal”, por lo que podríamos afirmar que se complementan entre sí.
    El autor también nos hace conscientes del hecho de que los enfoques de la poética no sólo se limitan al arte verbal, por ejemplo: al trasladar algo verbal tal como un libro o una leyenda a otros medios como dibujos, piezas musicales o incluso coreografías, no significa que al carecer de esa forma verbal inicial los rasgos estructurales originales del argumento vayan a desaparecer, al contrario, van a persistir.
    Regresando a la discusión del “mito” de la poética y la lingüística, se dice que la diferencia entre estas dos es la valoración, la cual es una percepción completamente equivocada del contraste existente entre las estructuras poéticas y otras estructuras verbales, pero hay que recalcar que no son enteramente opuestos ya que toda conducta verbal tiene un propósito pero dependiendo de lo que se quiere decir, se emplean distintas formas o medios para alcanzar el objetivo.
    Más adelante en el texto Jakobson manifiesta que la gramática normativa (leyes que determinan qué es aceptable en base a una norma única) jamás podrá sustituir al estudio de la sintaxis (estudio del orden, relación y función de las palabras) y la morfología (estudio de las reglas de flexión, composición y derivación de las palabras).
    Ahora, otros puntos clave dentro de la lectura son los factores que entran en los actos de comunicación, entre los que tenemos a los dos sujetos, el hablante y el oyente. Por supuesto también está el mensaje, que es aquello que el hablante busca transmitir, así como el código en común que comparten los dos individuos para poder comprender la idea transmitida. Luego está el contexto, que es el conjunto de referencias necesarias para interpretar “correctamente” el mensaje y por último el contacto o mejor conocido como canal, que se podría decir que es el medio por el cual el hablante y el oyente se conectan y que dependiendo del mensaje en cuestión se tiene que comprobar si funciona o no. Pero más allá de esto podemos encontrar otras funciones tales como la emotiva, correspondiente al hablante y en la que resalta la relación del mismo con la expresión de actitud hacia lo que está diciendo. Después encontramos la conativa, correspondiente al oyente, que citando a Jakobson “encuentra su más pura expresión gramatical en el vocativo y en el imperativo”.
    Por último tenemos a la función poética, la tendencia hacia el mensaje en sí. Profundiza la división de signos y objetos en base a la promoción de sus cualidades, siempre debiendo sobrepasar los límites de la poesía y jamás autolimitándose.

  10. En la lectura podemos ver como la lengua y la poética son per si vidas de forma individual, esto es porque los criterios para evaluarlos no le darían justicia a la categoría paralela. Un ejemplo que lo clarifica es lo que se considera literatura clásica, Shakespeare, pero de forma lingüística en aquella época era erróneo, lo mismo su dede con varios otros, esto es por el ámbito de romper esquemas y dogmas.
    En lo que a mi concierne, es muy sabia su decisión, el lenguaje siempre será la acción de el hablante, el medio y el oyente, sus criterios son irrelevantes cuando refiere al discurso, ya que
    la relevancia se enfoca y surge del valor, motivo y activación, los motivos del hablante suelen estar relacionados al oyente pero hay excepciones, el mismo lenguaje vive entre los labios de sus hablantes, baila, viaja y crece al declamara, la poética, el arte verbal evoluciona al compartirse, discutirse y conectarse.

  11. Jakobson nos habla de un estilo de lenguaje que optamos como la lingüística y la poética. Y crea un escrito sobre esto y le surgen muchas preguntas que a su vez busca sus propias conclusiones, y así justamente la “Lingüística y poética” se inició con una pregunta vinculada precisamente a su idea de lo que era la literatura en 1921, y se la pregunta fue; ¿qué es lo que hace que un mensaje verbal sea una obra de arte? Entonces para Jakobson dicha pregunta es su principal problema del cual la poética se debe de encargar de contestar. Menciona que la poética se interesa por los problemas de la estructura verbal, como del mismo modo el análisis de una pintura se interesa por la estructura pictórica. Y que la lingüística es solo una ciencia que se encarga de la estructura verbal, mientras que la poética se considera como un integrante importante de la lingüística.
    A lo largo de esto surgen más investigaciones y también menciona, que el lenguaje posee una variedad de funciones que definen el énfasis de la comunicación verbal y lo explica mediante actos comunicativos, por ejemplo; Un destinador envía un mensaje a un Destinatario. En este pase de información se requirió de un contexto para que pueda captar el mensaje el destinatario, hubo un código, un canal físico que establece y mantiene la comunicación entre los dos sujetos y une estos conceptos.
    Pero quedan más factores por mencionar en un acto comunicativo. También menciona el estudio de los “modos” de transmitir un mensaje y el uso del lenguaje como por ejemplo; “Oye, me escuchas”, expresiones usadas para mejorar el acto comunicativo, para así poder afirmar si el mensaje, código o señal es la correcta de mandar.
    Y volviendo con la poética, Jakobson una vez de analizar todos estos factores de la comunicación verbal, añade la función principal de la poética y la liguística al lenguaje, reiterando los principios del Formalismo temprano, de lo poético en cuanto a su uso autónomo al lenguaje; lo vuelve más sutil.

  12. En la lectura Jakobson se plantea la pregunta ¿Qué es lo que vuelve arte a un mensaje verbal? lo cual nos lleva a que la poeticas se vuelve parte de la linguistica debido a la manera en la que se estructura este cambio de informacion mediante codigos para hacer de esta acción una comunicación adecuada, pero para que este intercambio de información funcione debe contar con un emisor, un mensaje, un receptor, un canal fisico y una conexión entre el emisor y el receptor.
    Explica las diferentes variedades de funciones que tiene el lenguaje, la referencial se orienta hacia un contexto y genera un conocimiento relevante, la emotiva se centra en el emisor, en su ser y los sentimientos que puede llegar a transmitir, la conativa se centra en el receptor para generar algun tipo de experiencia mediante la comunicación, la fática se enfoca en la efectividad del mensaje, la metalinguistica se enfoca en el codigo y la funcion poetica se enfoca en el mensaje.
    Todas estas son formas en las que solemos comunicarnos dependiendo de nuestras intenciones, todas funcionan y cumplen su función adecuadamente.

  13. En esta lectura Jakobson nos habla sobre la relación que existe entre lingüística y poética, nos dice que el objeto principal de la poética es la diferencia del artel verbal en referencia a otras artes y a otras conductas verbales. La poética se trata de problemas de estructura verbal y la lingüística es una ciencia, la cual cubre toda la estructura verbal, esto quiere decir que la poética es parte de ella.
    Muchos rasgos poéticos son parte de la semiótica general por los signos que se manejan dentro de ellos.
    La poética a diferencia de la lingüística se relaciona con la valoración. Se basa en interpretación errónea. Cualquier conducta verbal tiene un propósito con diferentes objetivos, aun así es un problema que le preocupa a personas interesadas en profundizar las clases de comunicación verbal.
    El lenguaje debe ser investigado en toda la gama de sus funciones. Los elementos que forman parte de cualquier acto de comunicación son: El hablante que envía un mensaje al oyente. Este mensaje requiere de un contexto al cual referirse, un código que sea común entre ellos y un contacto como canal de transmisión.
    Cada factor cuenta con funciones distintas: función referencial, emotiva, conativa, fática, metalingÜística, poética.

  14. Jackson en esta lectura nos explica cómo está dividido el lenguaje y sus diferentes funciones. Menciona que la poética es parte del lenguaje.
    La poética trata de problemas de estructura verbal. La lingüística es la ciencia que engloba a toda estructura verbal, la poética se considera parte de ella.
    La lingüística explora todos los posibles problemas que se produzcan en relación entre el discurso y el universo del discurso.
    La poética (a diferencia de la lingüista tiene que ver con la valoración).
    Cualquier conducta verbal tiene un propósito, pero los objetivos son diferentes y la conformidad de los medios para usados para obtener el efecto deseado, es un problema que no deja de preocupar a los que se profundizan en las diversas clases de comunicación verbal.
    La poética tiene mucho que ver con la valoración.
    El modelo tradicional del lenguaje (como decía Bühler) se reducía en estas 3 funciones (emotiva, conativa y referencial). Y en los 3 ángulos del hablante: la primera persona del hablante, la segunda persona del oyente, y la tercera alguien ya mencionado).
    La lógica moderna se distingue entre dos niveles de lenguaje: Lenguaje de objetos y metalenguaje.

  15. La poética se interesa por los problemas de la estructura verbal, del mismo modo que el análisis de la pintura se interesa por la estructura pictórica. Ya que la lingüística es la ciencia global de la estructura verbal, la poética puede considerarse como parte integrante de la lingüística.
    Está claro que muchos de los recursos que la poética estudia no se limitan al arte verbal. Podemos referirnos a la posibilidad de hacer una película de Cumbres Borrascosas, o de plasmar las leyendas medievales en frescos y miniaturas. En pocas palabras, muchos rasgos poéticos no pertenecen únicamente a la ciencia del lenguaje, sino a la teoría general de los signos, eso es, a la semiótica general.
    En “Lingüística y poética” Jakobson planteó la inquietud de los lingüistas y teóricos literarios de mediados del siglo XX por determinar la relación esencial que existe entre la lingüística y la poética. La motivación principal de definir esta relación adecuadamente se debe al interés de incluir tanto a la poética como a la lingüística en los estudios literarios. La respuesta de Jakobson al respecto es contundente: la lingüística y la poética deben de actuar en conjunto debido a que, por un lado, el lenguaje tiene una función poética y, por el otro, la lingüística se ocupa de problemas relativos a la lengua.
     En un sentido más amplio, trata de la función poética y no solo dentro de la poesía, ya que esta facultad aparece superpuesta sobre otras funciones del lenguaje, sino también fuera de ella, donde se dan algunas otras que están por encima
     En un sentido más amplio, trata de la función poética y no solo dentro de la poesía, ya que esta facultad aparece superpuesta sobre otras funciones del lenguaje, sino también fuera de ella, donde se dan algunas otras que están por encima.

  16. Dentro de la lectura, Roman Jakobson nos habla sobre la relación que existe entre la lingüística y la poética; respondiendo la pregunta “ ¿Que hace que un mensaje verbal sea una obra de arte? ”, tratando a su vez de problemas de estructura verbal. Muchos de los rasgos poéticos forman parte de la teoría de lo signos, no solo de la ciencia del lenguaje.
    Las conductas verbales tienen propósitos diferentes así como lo es la forma de los medios usados para obtener el efecto deseado, lo cual puede resultar problemático para aquellos que desean profundizar en las diferentes clases de comunicación verbal. Diferentes estudios literarios con la poética como base consisten en 2 grupos de problemas, los cuales son sincrónicos que se refiere a la producción literaria en cualquiera de sus etapas y el otra es diacrónico, el cual discrimina entre las formas conservadoras e innovadoras.
    Para cualquier orador dentro de cualquier comunidad hablante, existe una unidad de lenguaje, pero este código total al mismo tiempo representa un sistema de subcódigos que se encuentran conectados entre sí. Dentro del lenguaje lo que predomina es la formación de las ideas, dentro de la cual se deben cuidar los factores secundarios los cuales son los elementos emotivos del habla. La estructura verbal del mensaje depende de la función predominante. La estructura de un mensaje consiste en un conjunto de funciones de las cuales el emisor con la función emotiva utiliza para lograr comunicar lo que desea, estas funciones son la referencial, la poética, la fáctica, la metalingüística y la conativa.
    En mi caso, no comprendí tanto la lectura en cuanto a lo que quería llegar a si que no tengo una opinión muy clara sobre la lectura.

    Mariana Chedraui
    159443

  17. A menudo los linguistas del siglo XX solían separar la lingüística de la poética. Sin embargo, como Roman Jakobson nos explica en su texto “Lingüística y poética”, esto no podría ser más erróneo. Lo cierto es que la poética, siendo una disciplina que tiene que ver con estructuras verbales y a pesar de que a veces trasciende el arte verbal, esta está intrínsecamente relacionada con la lingüística. De hecho, más allá de tener en común el uso del lenguaje verbal, el autor nos explica claramente que la lingüística es una ciencia, la ciencia del lenguaje. De ahí que, si entendemos ambos conceptos de esta manera, nos podemos dar cuenta que la poética forma parte de la lingüística, es decir que la engloba.
    Por otro lado, el autor también explora las diferentes funciones que existen dentro de las estructuras verbales que utilizamos para comunicarnos. Si bien tenemos en cuenta que la comunicación debe de costar de un hablante o emisor que desee transmitir un mensaje, receptor u oyente que reciba el mensaje, un contexto que una a ambos y asegure que se poseen la misma capacidad de entendimiento con los conocimientos pertinentes, el mensaje que se desee transmitir, y finalmente el código o contacto con el que se va a transmitir el mismo. Podemos entender entonces que las funciones tienen más que ver con el tipo de mensaje que se va a transmitir.
    La primera es la función referencial, esta es aquélla que se encuentra en actos, es verificable y establece su mensaje a través de referentes externos ; por otro lado está la función emotiva, esta trata más bien una expresión directa del emisor; también tenemos la función conativa, que está estrechamente relacionada con el imperativo y el vocativo; la función fática, que tiene que ver con la prolongación o el establecimiento de la comunicación; la metalinguística que se relaciona con expresiones que tratan de verificar si el emisor o el receptor utilizan el mismo código; y por último, la poética, que como ya explicamos se preocupa por las estructuras.
    En fin, creo que el texto de Jakobson es realmente fascinante. Pocas veces, las personas que no estudiamos lenguas o semiótica, etc, nos ponemos a pensar en lo complejo que es es lenguaje humano. A pesar de que estamos en constante contacto con el mundo, especialmente ahora que la comunicación está tan facilitada por mediadores como las redes sociales y el internet, la realidad es que no nos damos cuenta de lo complicado que es en realidad transmitir un mensaje. A menudo incluso sucede que aunque hablemos en el mismo idioma, lo que queremos transmitir y lo que reciben los que nos rodean es completamente distinto, esto incluso puede ocasionar conflictos. Es por eso que yo considero las revisiones del lenguaje, como esta, sumamente importantes, me imagino que podrían evitar grandes conflictos.
    Por otro lado, creo que cuando habla sobre el hecho de que la forma es más relevante que el contenido no estoy completamente de acuerdo. Sin duda la forma es un elemento clave para la transmisión de un mensaje, pero creo que si este está vacío, o carece de sentido, se vuelve obsoleto e incluso se convierte en un obstáculo para la comunicación entre seres humanos.

  18. Lingüística y poética – Roman Jakobson
    El texto aborda la relación entre poética y lingüística y cuál es su función, dado que se tenía la idea errónea de que buscaban diferentes vías. Sin embargo, ambos se complementan para dar fuerza al mensaje que se quiere transmitir, señalando que la poética se encarga de la estructura verbal, mientras que la lingüista la engloba, siendo parte de la teoría de los signos. Destaca que cualquier comunidad hablante tiene una unidad de lenguaje desencadenando un código de comunicación que a su vez cuenta con subcódigos interconectados, pero, al final, lo que predomina son las ideas. Por consiguiente, Jakobson define las partes de cualquier acto de comunicación verbal, las cuales son: hablante, mensaje, oyente, contexto, código y contacto. Siguiendo con la función, la cual puede ser emotiva (emoción, sensación), conativa (orden), fática (abrir el canal de comunicación), poética (arte verbal), referencial (contexto, código) y metalingüística (comprobar el código), las cuales tienen diferentes propósitos y efectos.
    Gracias a Jakobson se pudo hacer un esquema de las funciones que facilitaron su estudio, aunque en la actualidad, muchas veces, las practicamos sin mucho razonamiento debido a la costumbre, ha formado una tradición en la lengua que permite identificar y diferenciar cada cultura y por ende cada acto de comunicación, sin embargo es evidente el deterioro en el cuidado de la transmisión del mensaje por la facilidad y rapidez que permiten las tecnologías de información y comunicación.

  19. El objetivo principal de la poética es la diferencia específica del arte verbal con respecto a otras artes y a otros tipos de conducta verbal, por eso esta designada a ocupar un puesto preeminente dentro de los estudios literarios. La poética trata de problemas de estructura verbal, así como a la estructura pictórica le concierne el análisis de la pintura puesto que la lingüística es la ciencia que engloba a toda la estructura verbal se puede considerar a la poética como parte integrante de aquella. Podemos referirnos a la posibilidad de trasladar cumbres borrascosas a la pantalla, ciertos rasgos estructurales del argumento son conservan a pesar de la desaparición de su forma verbal. Muchos rasgos poéticos forman parte no solo de la ciencia del lenguaje sino también de toda la teoría de los signos es decir de la semíotica general. Esta afirmación es valida para todas las variantes de la lengua puesto que esta comparte muchas propiedades con cualquier otro sistema de signos e incluso con todos ellos. Sapir dice “lo que predomina en el lenguaje es la formación de las ideas”.
    Ahora, otros puntos clave dentro de la lectura son los factores que entran en los actos de comunicación, entre los que tenemos a los dos sujetos, el hablante y el oyente. Por supuesto también está el mensaje, que es aquello que el hablante busca transmitir, así como el código en común que comparten los dos individuos para poder comprender la idea transmitida. Luego está el contexto, que es el conjunto de referencias necesarias para interpretar “correctamente” el mensaje y por último el contacto o mejor conocido como canal, que se podría decir que es el medio por el cual el hablante y el oyente se conectan y que dependiendo del mensaje en cuestión se tiene que comprobar si funciona o no. Pero más allá de esto podemos encontrar otras funciones tales como la emotiva, correspondiente al hablante y en la que resalta la relación del mismo con la expresión de actitud hacia lo que está diciendo. Después encontramos la conativa, correspondiente al oyente, que citando a Jakobson “encuentra su más pura expresión gramatical en el vocativo y en el imperativo”.
    Por último tenemos a la función poética, la tendencia hacia el mensaje en sí. Profundiza la división de signos y objetos en base a la promoción de sus cualidades, siempre debiendo sobrepasar los límites de la poesía y jamás autolimitándose.

  20. Roman Jakobson se plantea la relación entre lingüística y poética. Para él, la lingüística y la poética deben actuar en conjunto debido a que el lenguaje tiene una función poética y la lingüística por su parte, se ocupa de problemas relativos a la lengua
    De ahí que se cuestione, en primera instancia ¿qué hace que un mensaje sea una obra de arte? En su respuesta encontramos que la función poética no puede estudiarse si se la aparta de las otras funciones generales del lenguaje, así como para llevarse a cabo el análisis del lenguaje ha, necesariamente una revisión profunda de su función poética.
    Adicionalmente, no podemos restringir la función poética a la poesía, ni reducir a la poesía sólo a la función poética. Así, Jakobson define a la poética como aquella parte de la lingüística que trata de la función poética y la función que tiene con las demás funciones del lenguaje.
    Para un análisis de las funciones del lenguaje, Jakobson plantea el modelo de comunicación atendiendo a seis factores: hablante (quien emite el mensaje), oyente (quien recibe el mensaje, el destinatario), mensaje (experiencia que se transmite y recibe con la comunicación), contexto (al que referirse, susceptible de ser captado por el oyente y con capacidad verbal o de ser verbalizado), un código común al hablante y oyente (que sirva como codificador y descifrador del mensaje) y un contacto (canal de transmisión y una conexión psicológica entre oyente y hablante).
    Asignando a cada uno de ellos una función: emotiva (centrada en el hablante), conativa (centrada en el oyente), referencial (centrada en el contexto), metalingüística (centrada en el código), fática (centrada en el contacto) y finalmente poética (centrada en el mensaje, producir un efecto especial en el destinatario: gozo, emoción, entusiasmo, etc.).

  21. En la lectura de Lingüística y Poesía por Román Jakobson; nos enseña todo sobre la estructura, funciones y comunicación verbal; el lenguaje y la poesía. Primero nos da a comprender como un mensaje verbal puede convertirse en una obra de arte, se convierte por medio de la lingüística y la integración poética. Sus aspectos(poéticos) son parte de la ciencia del lenguaje y de la semiótica. La lingüística tiene que ver con los problemas que se producen en el discurso y su universo, queriendo decir, su contexto.
    Jakobson nos explica el proceso de mandar un mensaje. Nos dice que el hablante envía un mensaje con un contexto al que se hace una referencia susceptible para el oyente y con capacidad verbal; un código común y un contacto para que la comunicación sea posible y se mantenga así. También nos explica las funciones que están involucradas con la comunicación verbal, las cuales forman parte del modelo tradicional de Bühler. Nos dice que en la función referencial, la cual se enfoca en el contexto, lo más importante es el contenido y su significado; también nos dice que en la función emotiva, enfocada en el hablante, se basa en hacer una expresión directa desde la actitud hasta lo que se dice; y en la función conativa, enfocada en el oyente, se expresa gramaticalmente en el vocativo e imperativo. En el mismo modelo de Bühler, existen 3 ángulos de modelo, 1ra persona del hablante, 2nda persona del oyente y como tercero, alguien o mencionado.
    En la lectura conocemos otros factores involucrados con la comunicación verbal, como la función fática, metalingüística y la poética. En la función fática se hace un intercambio de códigos por diálogos para alargar la comunicación. La función metalingüística tiene que ver con cualquier proceso del aprendizaje de lenguas, se debe emplear el mismo código. Por último, la función poética, según Einstelling, es la tendencia del mensaje como tal, se analiza el texto en búsqueda de un patrón. El análisis del lenguaje necesita una consideración profunda de esta función. En conclusión, la lingüística y la poética funcionan juntas para crear la comunicación verbal entre un emisor y un receptor por medio de los contextos, mensajes, canales y códigos.

  22. Durante el texto de Jakobson nos explica su inquietud de poder definir cómo un mensaje verbal se pueda convertir en un mensaje literario y que que la lingüística y la poética tengan efecto en ello.Quiere demostrar si la poética forma parte de la lingüística y para lograrlo estudia a cada una de ellas. Encontró que la poética trata de problemas de estructura verbal, tal y como la estructura pictórica le concierne analizar la pintura. Y la lingüística es la ciencia que abarca a toda estructura verbal y con ello la poética pertenece a la lingüística. Pienso que sin la poética, nuestra comunicación sería totalmente diferente ya que la poesía es la que permite que nuestros sentimientos broten, ya sea que nosotros los expresemos o que se vean reflejados a través de un mensaje, no necesariamente literario.

    Con ello afirma que el lenguaje debe ser investigado en cada una de sus funciones que son, la función emotiva, metalingüística, Fátima, poética, referencial y conativa. El propósito general es que el mensaje llegue al receptor tal y como el emisor lo quiso mandar desde un principio. Pienso que sin la poética, nuestra comunicación sería totalmente diferente ya que

  23. “LINGÜÍSTICA Y POETICA”

    La lingüística es la ciencia que encierra todo sistema verbal y a la poética sele nombra como integrante de ella; la poética no se limita al arte verbal.
    Jakobson encuentra seis funciones dentro del lenguaje, no fuera. Los siguientes son las 6 funciones…
    Función emotiva o función expresiva, esta el destinatario ya que entra todo lo emotivo, ya sea del mensaje, de elementos. El leguaje determina la emoción del emisor.
    En la función conativa es en dónde el destinatario recibe el mensaje, en esta la gramática se haya en lo vocativo y en imperativo; la función conativa habla de las modalidades de la lengua, aquí se procura incluir al destinatario como mensaje, por ejemplo, (“Llame ya” “Pare de sufrir”).
    La función poética, es el mensaje como tal, la poesía se vuelve el mensaje. No importa el “qué” sino el “como” se dice. Un ejemplo de función poética es la música instrumental, hace juego de sonidos entre sí o el arte abstracto que las formas y colores dan el contenido.
    El contexto y/o referente es el que opera el mensaje, aquí se requiere de un contexto para que el destinatario pueda captar lo que se quiere decir. Jakobson habla de referente como el contenido del mensaje del mundo y de lo que se habla, es un cambio de mensaje. Ej., el contexto en que se da una clase, en determinado lugar, tiempo y momento.
    La función preferencial (denotativa-lo literal del mensaje o cognoscitiva-lo que se sabe)
    Es la que se encarga de que el mensaje se de por dos lados, lo que se habla y lo que se informa. Esta función está en discursos académicos, científicos e informativos.
    Función metalingüística, el discurso se centra en el código; lengua o idioma. Ej., nota de opinión de un discurso, el diccionario también es metalingüístico. Para que exista una comunicación es necesario que tanto el destinatario como el código sea el mismo; ej., el mismo idioma.
    La función fática se da por el canal o contacto (un canal es por donde se transmite el mensaje). El mensaje debe establecer, prolongar o interrumpir la comunicación para que sea exitoso; ej., “¿Oye, me escuchas?”, esto es para llamar la atención y confirmarla a la vez. Esta función también sirve para atraer atención.
    Para Jakobson la transmisión de mensajes no solo es el pasaje de información.

  24. Jakobson planteó la inquietud de los lingüistas y teóricos literarios de mediados del siglo XX por determinar la relación esencial que existe entre la lingüística y la poética. La motivación principal de definir esta relación adecuadamente se debe al interés de incluir tanto a la poética como a la lingüística en los estudios literarios. La respuesta de Jakobson al respecto es contundente: la lingüística y la poética deben de actuar en conjunto debido a que, por un lado, el lenguaje tiene una función poética y, por el otro, la lingüística se ocupa de problemas relativos a la lengua. A continuación cito a Jakobson traducido por las profesoras Nara Araujo y Teresa Delgado:

    Un lingüista ciego a los problemas de la función poética del lenguaje y un erudito de la literatura indiferente a los problemas planteados por la lengua y que no esté al corriente de los métodos lingüísticos, son igualmente un caso de flagrante anacronismo. (Jakobson 136)

    Jakobson plantea que la cuestión fundamental para demostrar esta tesis radica en determinar si la poética forma parte de la lingüística o no; para ello, identifica el objeto de estudio de ambas:

    El objeto principal de la poética es la diferencia específica del arte verbal con respecto a otras artes y otros tipos de conducta verbal; por eso está destinada a ocupar un puesto preeminente en los estudios literarios.

    La poética trata de problemas de estructura verbal, así como a la estructura pictórica le concierne el análisis de la pintura. Puesto que la lingüística es la ciencia que engloba a toda estructura verbal, se puede considerar a la poética como parte integrante de aquella. (Jakobson 121)

    Para definir la relación entre los objetos de estudio tanto de la lingüística como de la poética, Jakobson plantea que la cuestión es definir esencialmente qué es lo que hace que un mensaje verbal sea una obra de arte, es decir, qué convierte a un mensaje cualquiera en un mensaje literario y, por lo tanto, que interese ya no solo a la lingüística sino a la poética. Los mensajes verbales poéticos (“obra de arte”) al ser verbales entonces deben de ser estudiados por la lingüística. Y en el caso de la poética, cuyo objeto principal es “la diferencia específica del arte verbal con respecto a otras artes y otros tipos de conducta verbal” (Jakobson 121) el mensaje verbal poético debe de ser estudiado también desde su dimensión lingüística ya que es parte de un fenómeno de la lengua. Con este argumento, el hecho de que el arte verbal sea un fenómeno de la lengua, Jakobson establece que la poética no solo se puede utilizar en los estudios literarios sino que ésta es parte de la lingüística en cuanto a que trata estructuras de la lengua.

    De acuerdo con Jakobson, la afirmación de que la poética se pueda considerar como parte integrante de la lingüística presenta algunas objeciones. En primer lugar, el teórico reconoce que la poética puede estudiar aspectos que “no se limitan al arte verbal” (Jakobson 122), es decir, una obra poética puede trasladarse a otras estructuras, ya sean musicales, cinematográficas, plásticas etc. ya que “los rasgos estructurales del argumento se conservarán a pesar de la desaparición de su forma verbal” (Jakobson 122). Como ejemplo de esto Jakobson cita adaptaciones de obras literarias a otros medios de expresión como lo es el caso de adaptar Cumbres borrascosas al cine. “Muchos rasgos poéticos forman parte no solo de la ciencia del lenguaje, sino también de toda la teoría de signos; es decir, de la semiótica general. No obstante, esta afirmación es válida para el arte verbal y para todas las variantes de la lengua, puesto que esta comparte muchas propiedades con cualquier otro sistema de signos, e incluso con todos ellos . No todo lo que estudia la poética es verbal. Es decir, algunos rasgos poéticos no sólo pertenecen a la ciencia del lenguaje sino a toda la teoría de signos, la semiótica. Por ejemplo: en el caso del gótico, que existe, por ejemplo, en la pintura American Gothic de Grant Wood y en la literatura, por ejemplo, el gótico sureño de William Faulkner. Entonces parecería que la poética no pertenece a la lingüística pero en realidad a todas las artes les pasa esto, comparten propiedades que pueden trasladarse de unas a otras.

    Jakobson rebate otro de los argumentos que busca separar la lingüística de la poética, aquel que dice que la poética tiene que ver con juicios de valor y la lingüística no: “a veces oímos decir que la poética, a diferencia de la lingüística, tiene que ver con la valoración. Esta separación mutua de los dos campos se basa en una interpretación, actual pero errónea, del contraste entre la estructura de la poesía y otros tipos de estructura verbal” (Jakobson 122). Jakobson dice que en realidad todas las estructuras verbales tiene carácter intencional y que la expansión de la literatura en el tiempo y espacio es paralela a la de la historia de fenómenos lingüísticos. Los juicios de valor de una poética están relacionados con la historia de los fenómenos lingüísticos de la misma lengua. Es decir, que se relaciona el valor y aprecio literario con el valor de formas especificas del habla: “Incluso una expansión tan discontinua como la resurrección de poetas arrinconados u olvidados es paralela a la historia de las lenguas normativas propensas a reavivar modelos caducados, a veces largo tiempo en olvido, como ocurrió con el checo literario, lengua que, hacia comienzos del siglo XIX, propendía a los modelos del siglo XVI” (Jakobson 122).

    Una vez que Jakobson ha aclarado las objeciones comunes a la afirmación de que la poética está contenida en la lingüística, el teórico afirma que “el lenguaje debe de ser investigado en toda la gama de sus funciones” (Jakobson 122) e identifica la función poética de un mensaje verbal entre las seis funciones de éste. Jakobson se remite al esquema usual de cualquier hecho del habla e identifica seis funciones a partir de los seis integrantes del modelo:

    Cada elemento del hecho del habla determina una función: en primer lugar, el CONTEXTO determina la función REFERENCIAL, se encuentra en todo acto y puede ser verificable y existe la relación que se establece entre el mensaje y los referentes externos. El hablante la función EMOTIVA, que se trata de “una expresión directa de la actitud de éste hacia lo que está diciendo” (Jakobson 124). El OYENTE tiene la función CONATIVA, la cual tiene que ver con el imperativo y con el vocativo. El CONTACTO determina la función FÁTICA que tiene que ver con prolongar o establecer la comunicación. El CONTACTO plantea la función FÁTICA. El CÓDIGO la función METALINGUISTICA que trata expresiones que intentan verificar si hablante y oyente tienen el mismo código. Y por último, la función POÉTICA es la asociada al MENSAJE

    La tesis fundamental de Jakobson en cuanto a la función poética es que “no puede estudiarse con efectividad si se la aparta de las [otras] funciones generales del lenguaje” y viceversa “el análisis de éste [el lenguaje] requiere una consideración profunda de su función poética” (Jakobson 124). Como ejemplo, Jakobson plantea el hecho de que las características de diversos géneros poéticos involucran funciones del lenguaje distintas a la función poética. La épica involucra al aspecto referencial del lenguaje, La lírica involucra a la función emotiva del lenguaje y La poesía de la segunda persona a la función conativa. Por otro lado, existen mensajes que hacen uso de la función poética sin ser necesariamente poesía como es el caso de las leyes medievales versificadas o los anuncios rimados o cantados. Es decir, la función poética no solo es poesía y la poesía no solo tiene una función poética. Así, Jakobson define a la poética como aquella parte de la lingüística que trata de la función poética y la función que tiene con las demás funciones del lenguaje. En un sentido más amplio, trata de la función poética y no solo dentro de la poesía, ya que esta facultad aparece superpuesta sobre otras funciones del lenguaje, sino también fuera de ella, donde se dan algunas otras que están por encima .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *